Lograste el sueño de tu vida: trabajar de lo que te gusta, te diste cuenta que tu hobbie o pasatiempo era rentable y pasaste a la acción. Alquilaste un local o simplemente rediseñaste una parte de tu casa para poder trabajar y además ya tuviste tus primeros clientes. Repartiste volantes, hiciste publicidad en radio y como muchas veces pasa… te estancaste. ¿Cómo sigo? ¿De dónde saco nuevos clientes?

En los emprendimientos o negocios familiares puede ocurrir un periodo de que… no pasa nada.

Quizás nuestros familiares y amigos nos compran o contratan nuestros servicios para ayudarnos pero la realidad es que necesitas clientes que busquen, quieran tu producto y estén dispuestos a pagar por él. ¿Cómo encontrar nuevos clientes? La respuesta es: Internet. Pero por supuesto, para que una herramienta sea útil hay que darle buen uso y saber cómo usarla para asegurar el éxito. Te voy a describir 2 herramientas que podes usar para ampliar tu negocio.

Primero lo primero, te doy un consejo muy importante, antes de decidir que herramienta vas a usar: estudiá a tus potenciales que clientes. Pregúntate: ¿Qué tipo de clientes quiero tener? No necesariamente tienen que ser personas de mucho dinero, recordá que tenes que buscar a quienes necesitan o quieren lo que vos ofreces.

1 Redes sociales. Famosas e imprescindibles son de gran ayuda para promocionar un negocio o emprendimiento. De más está decir que la más usada es Facebook, pero no te olvides que existen otras redes sociales que tus clientes potenciales pueden estar usando. Por ejemplo si tu producto o servicio está enfocado a adolescentes o jóvenes de hasta unos 20 años no te puede faltar un perfil en Twitter e Instagram. En cuanto a Facebook es recomendable tener una página en vez de usar tu propio perfil personal, por razones de privacidad y también de reputación en la red. Obviamente a todos nos ha pasado que algún amigo nos etiqueta en una foto desubicada o nos invade el poeta que tenemos dentro y publicamos frases melancólicas que quizás no sería bueno que nuestros probables clientes vean. Cuando publiques algo siempre sé positivo y jamás pero jamás mendigues trabajo ni publicaciones del tipo “Por favor, alguien compre algo” o “Urgente necesito trabajar…”. Causan mala impresión y no hablan bien de vos porque un buen profesional siempre tiene la agenda llena.

2 Escribí de lo que sabes. Actualmente las personas suelen buscar información acerca de un producto antes de comprarlo o evaluar un profesional antes de contratarlo, para esto los blogs son un aliado. Para lograr buenos resultados hay dos opciones, la primera sería contratar un diseñador que construya un sitio web administrable para publicar tus artículos, la plataforma más usada es WordPress o utilizar servicios como Blogger que es fácil de aprender a manejarlo y tiene todas la herramientas para que tu sitio funcione. Tu muro o perfil debe estar siempre actualizado y tener bastante contenido para que los visitantes pasen bastante tiempo mirándolo.

Es importante que recuerdes que tanto para las redes sociales o un publicar en blogs requiere tiempo y perseverancia. ¿Qué haces si dispones de poco tiempo? En ese caso elige una sola herramienta y enfócate en ella. Por ejemplo no tendría sentido que te registres en todas las redes sociales que se crucen y que luego los clientes se encuentren con un perfil vacío o que la última publicación fue hace 4 meses. Estas son herramientas que requieren trabajo de nuestra parte pero, no solo son gratuitas sino que además pueden ser más eficaces y amplias que los medios de publicidad tradicionales. El éxito no solo dependerá de promocionar tu negocio o lograr más clientes también es esencial tu positividad y energía en este trayecto que te enriquecerá de muchas maneras.